Tuesday, July 18, 2017

Tú VI

En mis noches más vacías,
Yacía sólo yo y mi compañía: mi sombra.
Te recordaba como en un recuadro,
Intacto, sin embargo con manchas de polvo y cenizas
Que el tiempo trajo.

Me sentía sola,
Como aquel otoño en el que te fuiste,
Jamás entendí tus hojas,
Tus arboles, tus nubes.
Siempre fueron un vaivén de emociones.
Y hoy me hallo encarcelada,
Tratando de entenderlas,
Talvez jamás lo haré.

Una y otra vez
Te marchas sin predicación.
Mi abominable solitud toma las riendas,
Me cohibe de quehaceres, placeres, necesidades
Sólo soy yo y mis suaves caricias de algodón
Al intentar calmar las lagunas que escapan de mi.

No comments:

Post a Comment