Thursday, July 27, 2017

The Lost

Well I am,
And you are.
We feel,
And we live,
But do we?

What is a life, 
Dismal, astray and wounded
Succors what seems to be The Found,
Lies to it—this is The Lost.

Faultfinding, traveling around a world
Seeking a kingdom,
Perfection,
Stability.
Truthless, we are all made deranged,
Albeit we all have lows,
We all have highs.

This very ground,
Aquiver lands where we stand,
We breathe,
This is our kingdom,
Ingrained—our perfection,
Our very own golden pedestal.

Tuesday, July 18, 2017

A Boy Who Cried Love

A boy who cried love,
Rejoiced upon the feeling
So dearly found within those
Claiming his cries to hold meaning.

O this beloved child,
Such symphony to the heart,
It is to you I've committed
My wretched and dreadful life.

I find peace within myself,
When I recall those summer eyes,
While your lips pressed against my skin
Drown me in silent, endless nights.

It is now a summer away,
A fall, a winter, a summer away
Long gone after claiming your love
Of being too weary and exhausted to stay.

I know not to live with such pain,
Nights surrounded by lakes, days of disdain,
Constantly reminding me of the day
When you shallowly tossed my love away.

Tú VII

A la mar le rendí mis brazos,
Mi cuerpo débil como la madera,
De mi barco aquel que soñaba
En el regresar después de primavera.

Soñaba y pensaba,
Aún cuando mis gritos daban
Un espeluznante temblor
A mi amado aquel por el que llamaba.

Meses pasaron,
Días también,
Horas sobraron,
Constante yo sin él.
Me regocijaba en tiempos obsoletos,
Como uno piensa en el ayer,
Un futuro inexistente,
Y reía, lloraba, pensaba infinito con él.

Mas cuando un marinero,
A la mar le calla,
Y se pasea en olas suaves y falaces,
No es marinero tal,
Sino uno fallido,
Débil y mortal.

Tú VI

En mis noches más vacías,
Yacía sólo yo y mi compañía: mi sombra.
Te recordaba como en un recuadro,
Intacto, sin embargo con manchas de polvo y cenizas
Que el tiempo trajo.

Me sentía sola,
Como aquel otoño en el que te fuiste,
Jamás entendí tus hojas,
Tus arboles, tus nubes.
Siempre fueron un vaivén de emociones.
Y hoy me hallo encarcelada,
Tratando de entenderlas,
Talvez jamás lo haré.

Una y otra vez
Te marchas sin predicación.
Mi abominable solitud toma las riendas,
Me cohibe de quehaceres, placeres, necesidades
Sólo soy yo y mis suaves caricias de algodón
Al intentar calmar las lagunas que escapan de mi.

Monday, July 17, 2017

Tu V

Para vos, mi perdición,
Yo proclamo mi amor por ti,
Uno absoluto e inmortal,
Jamás perfecto, más indudablemente imperfectible.

Tú IV

Mudo, ciego y sin condenas‬
‪Cortadas, te traigo mis venas‬
‪Y una lágrima por cada pena‬
‪Que me trajo tu amor y nuestra vida aquella.

Behind a Wall

Stop bringing me pleas ‬
‪From backstabbing tears‬
‪In world full of fears‬
‪Brought by long and dreadful years. ‬
‪Your seas are calmed by anger‬
‪Finding joy within my restlessness,‬
‪And I know not to find your truth‬
‪Not hidden but blatantly helpless. ‬
‪I’ve resigned to the ghost of you‬
‪I have lived long enough to lose‬
‪And though one can assume such misery ‬
‪It is not, but finding joy in the noose ‬
‪Rainbow screens through cold glass‬
‪Grown accustomed to the fuss‬
‪Hiding a dark, scary world‬
‪And a mind that sores at last.

Pero Entonces

Pero entonces,
Qué soy?
Si no soy nada, y lo soy todo?
Quien soy?
Si no tengo nombre ni apellido?
Es que no existo?
Cuando al mirarme al espejo
Me veo,
Más no estoy,
Y no soy nada más que un cuerpo.
Un cuerpo sin ambiciones, ni metas. 
No. 
Yo quiero serlo todo,
Quiero ser el cielo y el mar,
El que cambia las rutas,
Las maneras de vivir,
Quiero guiarte y ayudarte,
Quiero darte la mano. 
Yo quiero serlo todo. 
Soy más que carne y hueso,
Más que mis joyas,
Más que mis prendas,
Que mis mentiras y mis verdades. 
Yo soy más de lo que entiendo,
Más de lo que jamás entenderé.

Soy tu,
Tú me das vida,
Somos uno, los dos,
Todos nosotros. El mundo.
Yo soy el todo,
Y también lo eres tú

Mujer

Mujer,
Ámate como nadie nunca te ha amado,
Como la lluvia ama el frío de mi ventana,
Y se apega a ella como el recién nacido a su madre.
Mujer,
Tu no eres imperfecta,
Tu eres, y siempre serás invencible.
Has nacido con sueños y objetivos,
Con una luz que inspira y guía,
Como aquella voz dentro de Lázaro
Que gritó “Levántate y Anda!”

Mujer,
Tu amor nos ha unido a todos.
Perro, gato, y ratón,
Tu eres San Martín con talentos ocultos.

Mujer,
Ámate y lucha contra lo que te tumba,
Tu alma sensata te protege,
Prevalece,
 Y te llevará a lo que siempre has soñado.

Mujer, 
Tu eres suficiente,
Eres valiosa, 
Tu eres una gema,
Una gota de agua en un desierto desolado.
Traes mar y lluvia, 
Sol y nubes.

Mujer,
Tu eres y serás,
Siempre,
Completa.

Tú III

Búscate!
En un lugar donde a mi 
Ya no me encuentras. 
Mis verdades han escapado,
Ya no me quedan muchas más. 
Y con esta carta,
Yo gasto mi última tranquilidad:

Te confieso mis calamidades,
Y te informo que jamás cesarán. 
Es el riesgo tuyo,
Seguir en un mundo donde
Todo lo que sabes no es,
Y todo lo que pensaste
Jamás fue. 

Y soy arrepentida.

Sin embargo búscate,
Yo yazco ya perdida. 
Mas tu, búscate!
Pues para ti amor, 
Hay salvación eterna,
Y te encontrarán 
Hasta cuando tú mismo
Te pienses perdido

Tú I

Te pienso en mis sueños,
Al despertar,
Al caminar,
Yo te pienso. 

Ya formas parte de mi vida,
De mi alma que, 
De alguna manera,
Yace entrelazada con la tuya. 

Jamás comprenderás 
La felicidad que encontró mi alma
Al comprender que estamos juntos de nuevo. 
Mis deseos más profundos en la vida
Fueron calmados en tu regresar. 
Ya puedo amarte,
Proclamar mi amor por ti. 
Ya puedo tocarte, 
Y saber que estás aquí. 

Amor mío, jamás entenderás
Esta incontenible emoción que siento cuando te veo,
Cuando te oigo,
Cuanto te pienso. 
Eres tú mi alma entera,
Y yo soy la tuya. 

Amor mío, tú y yo somos,
Y seremos por la eternidad. 
Pues has quitado de mi
La melancolía que alimentaba mi poesía,
Mi escritura, 
Ya no hay tristeza alguna en mi,
No hay infierno aquel que pueda destruirme. 


Amor mío, 
Contigo, yo soy y seré invencible. 
Has regresado, y podemos ya vivir
Como una sola entidad

Tú II

Remover tu suave piel de mis ojos,
Arrancar con fuerza mis mismas cuencas,

Con suma fuerza te borro de mis profundos pensamientos
Sin embargo te encuentro en todo lugar
En el agua que tomo,
Las horas que duermo,
Las palabras que leo
Yo te encuentro.
En lugares que ni a mi misma me puedo encontrar,
Te encuentro, aún cuando el sol se ha apagado,
Y la luna dejó de rotar,
Cuando ya no hay más luz en la faz de la tierra
Te encuentro en la obscuridad.
En las luces,
Te encuentro aún cuando no te busco
Llegas volando, nadando, caminando
Arrastrándote bajo todos mis quehaceres,
A escondidas, yo te veo.

Y aunque esto mismo sea cierto,
En mis entrañas yace una pregunta
Y no la he podido descifrar:
Y es que cuando yo más te necesito, y quiero con tu compañía contar
Te busco, mas jamás te puedo encontrar. 

Es que huyes?
Cobarde, regresa y dime la verdad
Deja de buscarme si no te vas a mostrar
No me exaltes con esa dulzura 
Que hace y deshace
Pues me dejas colgando cuando te retiras
Y desolada, te pienso más

Un Mudo

Un mudo de alma y mente
Trae consigo un viento diferente
Que transpira nostalgia y tristeza letal
Al recordar aquellos años de júbilo presente.

Unpredictable

Sun had expired on a morning of pain,
Yet the sky was still golden and not painted dark grey,
And it had been the inconsistency of times
That filled a notebook full of melancholic rhymes.

Thursday, July 13, 2017

...

A boy who cried love
Rejoiced upon the feeling
So dearly found within those
Claiming his cries to have meaning.

Una Nube

Seca, como un desierto 
He gastado hasta mi última gota de vida
Gritando, orando en tu regresar 
Y ahora yazco desolada y herida. 
Dime criatura de los bosques,
De las melodías encarceladas de mi corazón,
Cuándo fue que huiste?
Cuándo fue que dejaste de cantar nuestra canción?
Yo lo sentía en mis entrañas,
En mis venas un viento volaba. 
Te vi arrástrate bajo mis cuencas,
Sin embargo seguí paciente y callada. 
Ahora es todo un caos,
Una nube gris se plantó en mis ojos difuntos
Y proclama no marcharse nunca
Sino hasta que una vez más estemos juntos.

Lejos

Cuán triste ha de estar el alma
Ociosamente reposando en la obscuridad,
Con tal desgano que no la deja siquiera
Levantar la pluma para respirar.

Cuán lejos se siente el caballo
Al haber huido a desierto tal
Que aún cuando cavalgando por días
Se da vuelta mas no ve el mar.

Cuán marchita la rosa roja
En el vidrio brillante del palacio
Sigue seca y llorando sin vida
Aún cuando la riegan y riegan sin descanso.

Cuán desalmado yace el poeta
Con pluma y pañuelo envuelto
En tal sangre que ha sufrido por años
Pero ahora se encuentra ya muerto.